Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Odiseo, el espectacular centro de ocio de Murcia

Odiseo, el espectacular centro de ocio de Murcia

La piscina sobresaliente más grande de Europa

Murcia puede presumir de tener la piscina con voladizo más grande de Europa (y segunda del mundo).

La estructura, de 44 metros de longitud con 22 metros volados a 27 metros del suelo, es la joya de la corona de Odiseo, el modernísimo edificio firmado por el arquitecto Manuel Clavel que se inauguró en vísperas de la llegada del Covid-19 con la ambición de convertirse en el centro de ocio más singular de España.

En sus 15.500 m2 alberga un casino, una sala de espectáculos, una discoteca, un sport bar y una amplia oferta gastronómica comandada por el chef alicantino Nazario Cano que incluye tres restaurantes, un bar y tres terrazas.

En sus 15.500 m2 alberga un casino, una sala de espectáculos, una discoteca, un sport bar y una amplia oferta gastronómica comandada por el chef alicantino Nazario Cano que incluye tres restaurantes, un bar y tres terrazas.

En cuanto a la piscina, estamos hablando de una estructura de 44 metros de longitud por 2,10 metros de ancho, suspendida a 27 metros del suelo, con una longitud en voladizo de 42 metros, 21 por cada lado de la estructura que envuelve el edificio, que culminan en un mirador de cristal y con un óculo en el suelo de 1,50 metros de diámetro que aumenta la sensación de estar nadando sobre el vacío. No existe nada igual en Europa y en el mundo sólo le supera en tamaño de volado la piscina del Marina Bay Sands, en Singapur.

El artífice de esta singular construcción, y del impresionante edificio que la alberga, es el arquitecto murciano Manuel Clavel. Él fue el primero en probarla y confiesa que tenía un ligero malestar en el estómago. Para la posteridad dejó la grabación del momento en un vídeo que ha tenido más de un millón y medio de visualizaciones. En él se ve cómo, con el edificio aún sin concluir y rodeado de andamios y obreros, se desviste y se adentra en el agua con tímida sonrisa mientras acierta a decir: «Está fría».

«Reconozco que tuve que armarme de valor… Ser el primero implicaba cierta dosis de atrevimiento. Pero el creador tiene que estar dispuesto a probar su creación, a asumir el «riesgo» de inaugurarla, y una vez dentro comprobé que la piscina garantiza una experiencia extraordinaria que tiene que ver con el vértigo que produce nadar sobre la nada. Es como si volaras por encima del edifico con las vistas de unas montañas que se dibujan en fondo», describe Clavel con emoción.

Un oasis a las afueras de Murcia

Odiseo se encuentra en la Avenida Juan de Borbón, 224, «en uno de los accesos a la ciudad, rodeado de vías de alta velocidad y en mitad de un paisaje dominado por vallas publicitarias y tótems de establecimientos comerciales», según describe la web de estudio Clavel Arquitectos. El diseño del edificio es radical: se compone de un zócalo de dos niveles decalados entre sí sobre los que cae una celosía de tubos metálicos que soporta el gran rótulo de Odiseo y cuya corona es la terraza atravesada por la piscina en voladizo. Su estructura quizás chocaría menos en lugares como Nueva York, Miami, Las Vegas o Dubai que en las afueras de Murcia. Pero el efecto sorpresa ha sido absolutamente buscado.

Desde su origen y concepción, este es un proyecto con vocación internacional:

«Es una satisfacción comprobar que los clientes se quedan alucinados de que podamos haber hecho algo así en nuestra ciudad. Podría estar en cualquier gran city del mundo, pero lo hemos hecho en Murcia porque estamos convencidos de que ofrece todos los alicientes para conseguir que la gente se desplace a conocerlo. Si tú ofreces un producto de calidad, buen servicio, atención exquisita y un espacio singular, el público responde y está dispuesto a moverse para visitarlo. Odiseo es un proyecto sin precedentes en nuestro país que pone a Murcia en el mapa mundial», asegura Clavel, quien ha firmado proyectos internacionales de prestigio, como el restaurante Mix de Alain Ducasse en Dubai o la flag ship de Louis Vuitton en Miami.

Lo cierto es que cuesta encontrar referencias en el mundo de un espacio de similares características. En el imponente edificio de 15.500 m2 distribuidos en tres alturas encontramos una oferta de ocio global que puede disfrutarse 22 horas al día: desde las 9 de la mañana, cuando abre sus puertas para ofrecer desayunos en sus terrazas a madrugadores y trasnochadores, hasta las 7 de la mañana del día siguiente.

Construido de manera sostenible y con protagonismo del agua y la vegetación para crear un ecosistema que defienda al edificio del clima de una de las ciudades con más horas de sol de Europa, en la planta baja, se encuentra el nuevo casino de Murcia, un sport bar con la pantalla curva más grande Europa y un restaurante de cocina nikkei denominado Pisco con capacidad para unas 60 personas. En la primera planta, comparten espacio una discoteca y un teatro donde se celebran dinner shows los fines de semana y que cuenta con un equipo artístico parte del cual se ha formado en el restaurante ibicenco Lío y en compañías como Yllana.

Una planta más arriba, encontramos un bar, dos terrazas (en una se sirven comidas y cenas y en otra, copas) y dos restaurantes:

«El primero funciona con carta, tiene capacidad para hasta 350 comensales y ofrece más de 180 referencias gastronómicas que vamos renovando para que el cliente siempre se quede con ganas de volver. El segundo es más gastronómico, tienen una capacidad para unas 35 personas y funciona entorno a dos menús degustación», explica el chef Nazario Cano, que ha conseguido desplegar en las diferentes propuestas de Odiseo todo el saber que le hizo merecedor de una estrella Michelin en El Rodat (Jávea).

Por último, en la cima de se encuentra la terraza reservada para eventos privados donde se cocina en directo y se encuentra la emblemática piscina son sus 42 metros en voladizo.

By expansion