Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Aston Martin lanza su propia botella de whisky

Aston Martin y Bowmore presentan DB5

El fabricante de vehículos de lujo ha colaborado con Bowmore Islay Single Malt para elaborar uno de sus whiskies más exclusivos, que llevará por nombre Black Bowmore DB5 1964.

La renombrada casa automovilística Aston Martin ha anunciado recientemente que unirá fuerzas con el productor escocés Bowmore Islay Single Malt para comercializar próximamente uno de los whiskies más exclusivos del mundo. Se trata de una fusión de conceptos que llevará por nombre Black Bowmore DB5 1964, y que únicamente 25 afortunados en todo el mundo podrán tener la oportunidad de adquirir, a razón de 50.000 libras cada botella, rondando los 55.000 euros.

Destilado por primera vez el 5 de noviembre de 1964, con el paso del tiempo, Black Bowmore se ha convertido en uno de los whiskies de malta más raros y solicitados que se han elaborado jamás. De hecho, este último lanzamiento representa sólo la sexta botella de este exquisito malta lanzada al mercado. Desde 1993, sólo se han puesto a disposición de público unas seis mil botellas de Black Bowmore, lo que aumenta el atractivo de este icónico whisky, emparentado con el carácter exclusivo de Aston Martin.

“1964 representa una fecha significativa en la historia moderna de la destilería”, apunta David Turner, gerente de la destilería en Bowmore. “No sólo un momento clave en la forma en que destilamos nuestro espíritu, sino que, tal vez, sea más significativo, ya que este mismo espíritu fue el que creó el Black Bowmore”. Curiosamente, para Aston Martin también fue la época donde fabricó su coche más icónico. En 1963, fue creado el Aston Martin DB5, que da nombre a la botella, y que ahora es considerado el “coche más famoso del mundo”.

Sir David Brown, el entonces propietario del Aston Martin Lagonda, y el hombre que puso sus iniciales al linaje de los DB, ya dijo en su día sobre el coche que creía que “el carácter esencial de DB5 y su capacidad de funcionar perfectamente en todas las condiciones, es lo que hace que este coche sea tan intensamente satisfactorio de poseer”. A día de hoy, esta implacable búsqueda del poder con propósito es lo que continúa todavía ayudando a definir el espíritu y el atractivo de la firma automovilística Aston Martin.

Por eso, para mantener su compromiso con la verdadera artesanía, la botella del Black Bowmore DB5 estará hecha a mano por Glasstorm, un estudio de vidrio contemporáneo que trabaja a medida, con sede en la misma región que la destilería, en el noreste de Escocia. Con más de 50 años de experiencia en el diseño de la escultura y la creación de vidrio, cada botella tardó hasta una semana en completarse, y reflejan el continuo proceso de atención a los detalles y la habilidad que define esta colaboración. Además, Black Bowmore DB5 1964 se presenta en una caja hecha a mano, prácticamente una obre de arte en sí misma. Inspirada en la casa de la costa de la destilería, el color azul oscuro y el relieve de las olas pretenden evocar el verdadero sentido del lugar.

By marketingdirecto