Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Gucci flagship store, Milan

Gucci flagship store, Milan

Gucci presenta una nueva estética en su tienda renovada de Milán

Después de más de un año de trabajo, Gucci presenta su tienda insignia de Milán completamente renovada.

Con la reapertura de su histórica boutique instalada desde 1951 en la prestigiosa Via Montenapoleone, la marca insignia del grupo Kering deja definitivamente atrás el reinado de Alessandro Michele. El estilo extravagante del antiguo director da paso a una cierta sobriedad y a un lujo elegante y sutil, marcando el reposicionamiento de la marca en la gama más alta.

El nuevo director artístico, Sabato De Sarno, quien llegó a las riendas del estilo el pasado mes de enero, aún no ha podido infundir plenamente su estética en el diseño de esta tienda. Habrá que esperar hasta 2025, año en el que debería desplegarse su nuevo concepto de tienda, especialmente en Asia. Sin embargo, la influencia del diseñador se deja sentir a través del énfasis puesto en el arte y el diseño en un ambiente minimalista y elegante.

La tienda está adornada con una decena de obras de arte contemporáneo, seleccionadas por el comisario Truls Blaasmo, en particular entre artistas milaneses como Lucio Fontana o Franco Mazzucchelli, sin olvidar los grandes nombres internacionales, entre ellos Nathlie Provosty, Jamie Poblete, Adji Dieye y Augustas Serapinas.

Estas obras están asociadas a muebles de diseño elegidos con igual cuidado, sillones y sofás de Cassina, firmados por Gerrit Thomas Rietveld o Vico Magistretti, la mesa de centro Gladstone de Roddolfo Dordoni para Minotti o el sillón La Bambola realizado por Mario Bellini para B&B Italia.

El conjunto forma parte de una decoración clásica moderna con paredes blancas, expositores de acero y materiales selectos que celebran la artesanía italiana, como el mármol que cubre el suelo o el cristal veneciano «pulegoso» de las estanterías.

«La nueva boutique pone en el centro el valor que Gucci atribuye al arte y el diseño contemporáneos y encarna la esencia de la belleza y la artesanía italiana, con el objetivo de ofrecer a nuestros clientes una experiencia única», comentó en un comunicado el director general, Jean-François Palus, en el que también destacó cómo en la tienda “la moda y el lujo atemporal conviven en plena armonía”.

La receta para mezclar arte contemporáneo y diseño en las boutiques de las grandes casas de lujo no es nueva, como acaba de ilustrar otra marca de Kering, Saint Laurent, durante la reciente apertura de su tienda insignia en Champs-Élysées.

Cuenta con dos salones independientes para ofrecer «una experiencia dedicada» a los clientes más importantes.

El espacio milanés tiene una superficie de 1800 metros cuadrados y dos niveles. En la planta baja se exponen artículos de cuero, en particular los bolsos emblemáticos de la casa, y accesorios como pañuelos de seda. Se ha equipado una larga sala en el nuevo tono rojo de Gucci Ancora (paredes y alfombra), que celebra la primera colección de Sabato De Sarno, en la que se exhiben 150 modelos de bolsos Jackie Notte a lo largo de la pared. Este rojo burdeos marca todo el punto de venta con pequeños toques.

La tienda también alberga, por supuesto, las colecciones prêt-à-porter para mujer y hombre, así como todas las líneas de accesorios (zapatos, maletas, gafas, joyas, perfumes y otros).

By fashionnetwork